El amor de muchos se enfriará

ServicioTI

19 Posts Published

Fecha

diciembre 20, 2019

Jesús dijo que los días que antecederían Su venida estarían llenos de muchas señales. En Mateo 24 hay varias de ellas, incluyendo una muy preocupante. No es una señal exterior como las guerras, hambre y terremotos (vs. 6,7) sino interior: “Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (vs. 12).

En este artículo, queremos hacer una reflexión sobre dos cosas: lo que causa el enfriamiento del amor y su alcance.

En primer lugar, el creyente tiene que darse cuenta de todo lo que hace que su amor se enfríe. No importa si es el amor por el Señor, por las personas o hasta por los animales o cosas. El hecho es que el amor se está enfriando y el motivo es la multiplicación de la iniquidad. La palabra griega para “iniquidad” aquí es “anomía” e indica la ausencia de ley, desprecio y violación de la misma; también significa maldad.

Actualmente los días son marcados por el exagerado incumplimiento de las leyes, ya sean humanas o divinas. Desde el ciudadano del común que se cuela en la fila hasta la máxima autoridad que se corrompe por dinero o por poder; muchos han violado las leyes humanas. Y ésto demuestra cómo el amor de muchos se ha enfriado. Además de eso, la propia ley de Dios ha sido violada haciendo que el amor de las personas por Él no sólo se enfríe sino que muera.

Ya sabemos que el amor de muchos se ha enfriado y conocemos el por qué. Ahora, en segundo lugar, queremos llamar su atención para ver el alcance que eso puede tener: ¡”Muchos”! “Muchos” es demasiada gente, lo que es extremadamente preocupante, porque como una epidemia, cualquiera puede ser infectado con esa enfermedad maligna, hasta usted.

A la vez, “muchos” no es “todos”, es decir, habrán los que no serán contaminados con el virus de la iniquidad y queremos encorajarlo a que se inmunice. La mejor manera de mantener su amor caliente, hirviendo, bullendo, son las prácticas saludables del creyente:

~ Participar de las reuniones de la iglesia: es un ambiente donde se estimula al amor. (Hebreos 10:24-25)

~ Leer la Biblia: hace que conozcamos más a Dios y así Lo amemos más. (Salmos 119:97)

~ Orar más: hace que nuestro amor por el Señor aumente, porque Él escucha nuestra oración. (Salmos 116:1)

Finalmente, hay muchas maneras de mantener el amor ferviente y no ser contaminado con el virus de la iniquidad que enfriará el amor de muchos, con excepción del que persevere hasta el fin. (Mateo 24:13)

Artículo tomado del Periódico Árbol de la Vida, Edición 182 – Año 27

Leave a comment